viernes, 17 de noviembre de 2017

Via ferrata Royes de Piñana.

 Via ferrata de Les Royes de Piñana. Una pequeña delicia de vía ferrata.
Primeros metros de la vía, el equipamiento es de buena calidad.

  En los confines del este de Aragón, cerca de Castillonroy (Huesca) y junto al embalse de Santa Ana se halla el despoblado de Piñana que da nombre a una nueva vía ferrata oscense.
Mapa de acceso y retorno.
 Accedemos a la carretera de servicio del embalse desde la N-230 por un desvío situado junto a una enorme tubería blanca que cruza la carretera. Si venimos desde Alfarrás ( Lérida) a unos 4 km aprox. hay que meterse a la derecha justo antes de la tubería. Entramos en una estrecha carretera que seguimos durante unos 4´5 km hasta que tras una curva vemos a la izquierda una fuente y justo antes una pista a la izquierda que lleva a una zona de estacionamiento junto a un merendero, como este aparcamiento da servicio a los domingueros del merendero, a los senderistas que suben a la ermita de San Salvador y a los ferrateros que vamos a la ferrata suele estar concurrido.

Flanqueo de la vía ferrata.
  Cota 400 m. Mirando barranco arriba sale a la izquierda un evidente camino marcado como sendero local. Subiendo por el pronto vemos a la derecha una serie de agujas dominando un lateral del barranco, son las Royes de Piñana que supongo deben su nombre al color rojizo-anaranjado de algunas partes de sus paredes (Del aragonés "royo": Rojo, rojizo). Subimos por el camino y antes de llegar la altura de las agujas una flecha nos marca un sendero que desciende a mano derecha y luego asciende hacia la aguja central. Ya es visible el puente nepalí que une dos agujas.
Las Royes de Piñana.
  Una vez en su base vemos el desarrollo de la vía ferrata que ya desde su inicio indica que no es para principiantes, vertical e incluso con partes en ligero desplome nos obliga a ayudarnos de la roca para subir con menos esfuerzo, cosa que tanto a mi hijo Carlos como a mi nos agrada bastante, donde este la roca que se quiten las grapas. Mi pequeño no está acostumbrado a ferratas de este nivel , K4+, pero a pesar de que no llega al 1´70 metros de estatura subió bien gracias a su experiencia en escalada.
Inicio de la vía ferrata que deja claro su nivel de dificultad.

Carlos en el primer sector donde hay zonas en ligero desplome.
  Las grapas son mas pequeñas de lo habitual lo que dificulta el tema del equilibrio y escasean algo, pero para eso está la roca y los cambios de pie.
Las grapas son pequeñas y obligan a moverse con inteligencia, la verticalidad exige buena forma física.
  Tras el primer sector vertical, donde las grapas están algo separadas y hay que usar la roca obligadamente para subir bien, viene un flanqueo hacia la derecha mas fácil que el primer sector pero donde también hay algún paso chulo hasta llegar al último muro de la vía donde atacamos un pequeño desplome donde hay que usar la roca con inteligencia.
Empezando el flanqueo interrumpido por un paso vertical.

Nos acercamos al paso clave donde las grapas están puestas en vertical.
 Un corto flanqueo a la izquierda requiere un cambio de pies para terminar con un desplome la vía junto a la cima de la aguja. Altitud cima 562 m.

Una mirada desde la cima de la primera aguja.


El puente que une las dos agujas.

  Un corto descenso nos lleva al puente nepalí donde se nota que el equipador es bastante alto viendo lo altos que quedan los cables pasamanos, nosotros estábamos avisados y llevábamos sendas cintas exprés para alargar los cabos de anclaje y poder pasar mas cómodos. Mi chaval uso solo uno de los cables pasamanos ya que aunque es mas difícil le quedaban muy separados los cables.
Carlos pasando el puente nepalí, a la izquierda el embalse de Santa Ana

Cima de la segunda aguja, atrás se ve el puente.
  Gracias al puente alcanzamos otra de las agujas Royes de Piñana de la que descendemos a una brecha por un muro de unos 12 metros equipado con grapas, sencillo pero con una pequeña panza por darle un poco de emoción. No es una vía ferrata adecuada para niños pequeños ni para iniciación.
Descendiendo el muro donde acaba la vía, Carlos afrontando la panza.
 Desde la brecha subimos andando a la siguiente aguja desde la que seguimos los hitos que nos entretuvimos en reforzar y unas flechas metálicas ancladas en las rocas que nos guían por un incipiente sendero que va hacia la ladera de la montaña y luego desciende hacia la izquierda para buscar el camino de acceso.
 Una vez en el sendero podemos bajar hacia el coche o aprovechar para subir a la ermita de San Salvador que nos ofrece una buena panorámica local, nos supondrá cerca de 30  minutos adicionales para superar 200 metros de desnivel. Altitud de la emita 736 m y el Mont Pedró.
  Mas información en: https://www.rocjumper.com/via-ferrata/roies-pinyana-castillonroy-aragon/
 http://santialpino.blogspot.com.es/2013/05/montpedro-728-m-ermita-de-san-salvador.html


  - Aproximación: 15- 20 minutos        - Ascenso: 25 min.- 1 hora.    -  Descenso: 20 minutos.
  - Desnivel equipado:  100 metros.    - Longitud de la vía: 200 metros.   - Dificultad: K 4+ o D+

  Podemos complementar asimismo esta ruta con el sendero local que lleva a las Cuevas del Salgar una de las cuales tiene el acceso equipado a modo de vía ferrata. La forma mas segura de llegar a ellas es seguir por la carretera hacia el embalse y dejar el coche en una bifurcación con sendas barreras y señal de prohibido el paso, unos metros mas atrás hay una pista que sube montaña arriba y el poste de un sendero local que nos confirma que lleva hacia las cuevas.
  Cerca tenemos Baldellou al otro lado de la montaña que cuenta con una escuela de escalada. Tampoco queda lejos el Castellot de Baells que cuenta con una vía ferrata de iniciación muy curiosa.
 https://deandar.com/ferratas/via-ferrata-castellot-baells
 https://raulsakisworld.blogspot.com.es/2014/05/escalada-en-castillonroy-sectores-de.html
 http://fernando-espacioamorylocura.blogspot.com.es/2012/11/baldellou-valldellou.html
 http://www.lanochedelloro.com/reseespana/aragon_h_bbcf.html
  Incluso podemos pasarnos luego hacia Corçá ( Lérida) donde hay un buen número de vías ferratas de todos los niveles.

jueves, 9 de noviembre de 2017

Peña Ezcaurre, arista noreste.

Peña Ezcaurre, arista noreste. Disfrutando por parajes verticales en una larguísima escalada.

  13 de junio de 2017: De nuevo nos juntamos Mario y yo para hacer otra actividad de la lista del proyecto " Bien bien, soñando montañas". Mario puso sobre la mesa la arista noreste  de Peña Ezcaurre (Llamada también "Félix Mendez" y mal llamada por algunos simplemente arista Este ). Peña Ezcaurre tiene dos aristas que se proyectan hacia el este formando un gran circo en dicha vertiente, por ello hay que diferenciarlas como N.E. y S.E.), la verdad es que en plena ola de calor no apetece nada la idea, pero una actividad en altura donde haya que pisar nieve tampoco tiene pinta de ser mejor alternativa.

Arista noreste de Peña Ezcaurre.
  A última hora se nos une Juan, al cual ya conocía  de la ruta que hicimos por los Mallos de Ligüerri, como viejo amigo de José Luis esta encantado de unirse a esta ruta y dedicársela a J.L. al igual que nosotros. Esa noche me puse el disco Nocturnal de Amaral por prepararme para disfrutar de lo que nos esperaba.
 Valle de Ansó: Dejamos el coche en el collado de Arguibiela, cota 1280 m.,  a caballo entre Aragón y Navarra. Cuando nacimos y se nos dio a elegir entre ser guapos o ser inteligentes salta a la vista que elegimos ser guapos porque no hicimos bien los deberes y empezamos la ruta siguiendo equivocadamente una pista que sale desde el collado. La opción correcta era descender unos metros por la carretera hacia Ansó y en la primera curva sale un ramal del GR-11 hacia Peña Ezcaurre. La pista sube con buena pendiente y al rato nos damos cuenta que los 15 minutos que marcaban el desvio hacia la cresta han pasado ya y poca pinta tiene de estar cerca. Bastante arriba pasada media hora llegamos a una bifurcación, Juan se mete por la izquierda y trascurrido un rato vemos un hito en la inmediaciones del collado de Abizondo 1650 m. al que llegamos tras abandonar el camino que sigue la dirección de la Punta de Abizondo.
Dando una "vuelta" por el bosque.

  En el collado conectamos con el GR-11 la cual seguimos bajando hacia Ansó, la senda nos pareció demasiado directa e inclinada para ser un GR-11 que se recorre con mochila gorda. Por fin tras una hora Mario encontró el desvío hacia la arista noreste cota 1380 m., 45 minutos perdidos con un esfuerzo importante sumado a un caloracho y humedad considerables. La senda va horizontal hacia la mas que evidente arista noreste de Peña Ezcaurre, la cual se ve magnifica por su porte y dimensiones.
Terraza al inicio de la vía.

  La senda acaba en una terraza sobre un cortado a unos 200 m. por encima del rio Veral, por debajo hay vias de escalada y justo aqui empieza la escalada de la arista noreste. cota 1370 m..
Primera parte de la vía.

  Nos ponemos el arnes por si acaso pero empezamos a escalar sin usar la cuerda para ir mas rápidos y comodos. Se trata de una via de iniciación en vias largas de alta montaña, esta semiequipada por lo que hay que saber lo minimo de uso de fisureros y aseguramiento. Lo normal es usar la cuerda desde el principio puesto que la escalada es bastante expuesta en este inicio.

Prohibido fallar, estamos en el primer sector II-IIIº con algún paso aislado de IVº.
 Son unos 1000 metros de ascensión acumulada, la dificultad global es AD o AD+ y la dificultad máxima IV+, en general los pasos de IV son puntuales pero en lugares expuestos, predomina el IIº y IIIº con bastantes pasos de adherencia, por lo tanto lo normal es el uso de cuerda desde el inicio siempre que metamos seguros intermedios.


Ya sobre la cresta tras superar el primer sector bastante expuesto, cerca de superar el Primer Hombro
  Aunque somos lo bastante "guapos" para ir sin cuerdas, no somos tan tontos para no llevar el calzado adecuado, Juan y yo llevamos unas buenas zapatillas de aproximación perfectamente adecuadas para escaladas de Vº sin problemas y Mario unas botas de treking blandas y con buena suela, hay gente que sube con pies de gato pero no me parecen prácticos para esta ruta.

Juan en un tramo fácil de transición.
  Al empezar sobre un cortado pronto la sensación de trepar sobre gran altura se manifiesta desde el inicio. Esta zona empieza de IIº pero predomina el IIIº, la roca muy buena en general aunque hay que estar concentrado porque siempre hay alguna roca suelta. Toca algún paso encima del patio y aunque en algún punto podemos flanquear a la derecha y abandonar esta zona mas expuesta, seguimos hasta que es evidente que hay que salir por la derecha a la ladera. En esta primera parte recuerdo un paso de IVº que Mario paso sin enterarse, pero a mi me daba  respeto por la falta de buenas presas de manos y con el extremo de mi turgentes glúteos asomando sobre el vacío, por ello hay que estar atentos y llevar la cuerda a mano por si algún miembro de la cordada necesita seguridad en estos largos de IIIº.

Otra zona de II-IIIº, vamos buscando el filo preferentemente para seguir la vía original.


Pronto nos vuelven a tocar tramos de II-IIIº. Foto con dedicatoria a Larry.

   Ya bastante arriba dejamos esta sección aerea para entrar en la amplia cresta N.E., en la reseña de Picazo marcan aqui el Primer Hombro. El sector que viene alterna canales y placas de IIº-IIIº.
Según avanza la via la roca es excelente y da confianza su adherencia, atrás quedó el Primer Hombro.

 Juan nos señaló dos parabolt en una placa a la derecha pero optamos por ir a la izquierda hacia otro parabolt por unas canales de IIIº que están mas cerca del filo teórico de la cresta, una vez arriba vemos que los dos parabolt indicaban el inicio de un largo totalmente equipado con parabolts por una placa no muy vertical de III+.
Mario tanteando el resalte mas dificil.
 Como no nos pareció interesante seguimos hacia arriba pero ya sacando la cuerda puesto que en el siguiente muro se evidenciaba una sección de IVº con el paso clave de una bavaresa.

Resalte clave de la vía, por fin usamos la cuerda para algo mas que llevar peso en la mochila.
  Mario inició el largo semiequipado en el que metió un bicoin mediano por mas seguridad, es una placa un poco tumbada con una babaresa de IV+ donde los pies van en adherencia por un paso bonito y sin complicaciones.

Mario saliendose de la vía, tuvo que rectificar y subir por la bavaresa de la izquierda.
 Una vez superado este largo volvimos a recoger la cuerda en la mochila para no usarla mas salvo para un rápel, mas arriba superamos alguna placa expuesta de IIIº con dos pasos aislados de IV y IV+ según las reseñas, pero apenas nos enteramos ya que cuando estas concentrado, a gusto con la roca y con los compañeros de ascensión todo se hace mas fácil.
Terminando el único largo que hicimos con cuerda.
 Esta sección está semiequipada con algunos clavos con anilllas que a mi me daban poca confianza, las anillas están pasadas por un agujero de que  debilita dichos clavos que mas me parecen caseros que otra cosa.
Otro tramo de IIIº.
Paso aislado de IVº donde la roca daba confianza para ir a pelo.
  Una vez en la cima del Segundo Hombro tenemos una parte llana atravesando dos pasillos excavados en el filo de la cresta, la ruta sigue por una zona fácil Iº-IIº donde el calor nos obliga a subir despacio y en cuanto podemos buscamos algún paso opcional de roca mas vertical IIIº-III+ por jugar un poco ya que habiamos venido a escalar y al final está siendo mas trepar que escalar.
Cerca de coronar el Segundo Hombro.

Buenas vistas del circo de la cara este de Peña Ezcaurre.

Pasillo del Segundo Hombro.
Ambientazo, para subir al Tercer Hombro dejamos la via normal buscando pasos mas dificiles y entretenidos de IIIº.
  Desde la cima del tercer hombro viene una bajada para afrontar despues la trepada al Pitón del Rápel, esta parte vuelve a ser entretenida y tiesa con pasos de IIIº. El rápel es bastante aéreo puesto que la vista se pierde por una larga canal pero a escasos 15 m. vemos a nuestra izquierda una zona menos inclinada de Iº por la que llegar al siguiente collado.
Mario en su terreno natural sobre el Pitón del Rápel..

Rapel obligatorio que nos baja del Pitón del Rapel.
 Con cuidado bajamos un tramo a la brecha desde la que se empieza andando por otro tramo bastante empinado y pesado en busca de la canal de la izquierda. Estamos en otra zona con pasos de IIIº, eligiendo nosotros en su parte central el lado derecho por una chimenea con un bloque empotrado de III+, queremos trepar cuanto mas mejor y por la izquierda era mas fácil.
Subiendo por una chimenea de II-IIIº al Gran Pitón, abajo quedan el Tercer Hombro y el Pitón del Rápel.
.
Panorámica mirando hacia Ansó.
 Por fin llegamos a la cima del Gran Pitón,  desde el viene una buena bajada de 120 m  de desnivel que requiere estar atentos pese a no ser especialmente dificil ni expuesta. Nos espera la última parte empinada de la ruta.
Cima del Gran Pitón, de nuevo Mario dedicándole la escalada a Larry.
 En cuanto pudimos dejamos la ladera para subir por el filo de la arista que ofrece muy buenas vistas y una dificultad de IIº hasta la cima del Cuarto Hombro.
Bajando con cuidado del Gran Pitón.
Mario en la cima del Cuarto Hombro, "La montaña es su reino".
  Un descenso inapreciable nos lleva a la ladera cimera de Peña Ezcaurre 2045 m. por donde aún tenemos ganas de buscar algún paso de roca.
En cuanto podemos buscamos la roca para jugar como niños.
 Esta montaña tiene varias cimas y desde luego para su modesta altura unas vistas de vértigo hacia el río Veral situado casi 900 m. por debajo. La vía nos ha costado mas de 3´30 h. siendo lo habitual 3-5 horas de escalada.

A otro lado del río el pico Ruzquia se asemeja a un corazón...o eso nos parece a nosotros que somos unos románticos.


Cima de Peña Ezcaurre, cuanto desfaenado hay por el monte para "pingar" esas piedras.

Orgullosos y acalorados en la cima, dedicada a José Luis y Larry con toda nuestra energia.

Por esa arista hemos subido.
  Ha sido una ascensión bastante maja, donde hemos echado en falta mas pasos de IVº que diesen interés y categoría a la vía. Hay blogueros a quien no le ha gustado la ruta, pero solo por el paisaje ya merece la pena, si eres escalador te puede decepcionar pero por contra a un montañero poco aficionado a la escalada puede ser muy satisfactorio por ofrecer sensaciones de ruta "alpinista" sin grandes dificultades, es ideal asimismo para iniciarse en el mundo del alpinismo por estar semiequipada y poder practicar el uso de fisureros y la escalada de largos.
Desde abajo parece mas difícil de lo que es especialmente la primera parte.


http://www.todoescalada.net/ezkaurre.htm
http://www.evaragon.com/index.php?q=node/1434
https://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=8177905

sábado, 9 de septiembre de 2017

Via ferrata al Tres Mares. Vandalismo y anarquía en el pico Tres Mares.

Vía Ferrata Pico Tres Mares. Anarquía y vandalismo en un Parque Natural.

 22-07-2017: Aprovechando un viaje a Asturias hicimos una parada para subir de nuevo el pico Tres Mares, una vez en la cima descubrí una cuerda fija y una sirga que venían de la cara sur, me asomé para certificar que se trataba de una vía ferrata que ascendía por la vertical cara sur.
Final de la vía ferrata junto a la cumbre del Tres Mares.
  Fuera de los círculos montañeros locales es una vía desconocida y en deandar.com no figuraba ninguna mención a dicha instalación.
Vertiente norte del Tres Mares, en amarillo la ruta de bajada y en rojo la subida al collado.
  Investigando por Internet lo primero que aparecía una queja de la asociación ecologista en la que un montañero se escandalizaba de dicha ferrata y la consideraba un atentado ecológico. De acuerdo en que no se debería haber construido sin permisos ni estudio de impacto ambiental, independientemente de que este en un Parque Natural o no, todo espacio natural merece nuestro respeto aunque no este calificado de Parque Natural. De acuerdo en que puede molestar la nidificación de algún ave pero es una chorrada decir que pueda ser una agresión a los sarrios, la dirección del Parque que no se enteró de que les habían montado una ferrata delante de sus narices no parece haber hecho nada y algún “talibán de las montañas” ha cogido una sierra y la ha empezado a desmantelar.
Cara sur del Tres Mares y en rojo la vía ferrata con la canal de acceso.
  No se si es uno de los que odian las vias ferratas por no parecerles éticas o es un iluminado medioambiental que se ha erigido en juez y parte para destruir una ferrata bastante interesante. Anarquia: Tenemos por un lado una/s persona/s que consideran que el monte es de todos y cada cual puede hacer lo que considere sin pedir permiso y vandalismo: por otra un iluminado que considera que la montaña es suya, y puede erigirse en juez y parte y destruir el trabajo de otros. Calificar esta ferrata como un atentado ecológico es algo ridículo puesto que en la vertiente norte del pico tenemos la estación de esquí de Alto Campoo, con todo el destrozo medioambiental que conlleva: Desmontes, canalizaciones y conducciones de agua , cableados y pilonas, urbanizaciones, contaminación, basuras por las laderas, etc... si tan amante de la naturaleza pura es podría empezar por la vertiente norte a serrar metal.
Falso arco de roca durante la subida al collado.

  La gente que se mete en la ferrata suelen subir con el coche hasta el Mirador de la Fuente del Chivo desde Braña Vieja ( Estación de esquí de Alto Campoo), desde allí es un paseo alcanzar la cima del pico Tres Mares, a unos metros al este del mirador de la cima vemos la linea de vida y una cuerda fija que indican el final de la vía. Lo que suelen hacer es destreparla hasta donde pueden para luego ascenderla. Mirando mapas y fotos por satelite lo normal seria entrarle por una faja que va del Collado de los Asnos al que hay entre Peña Labra y el Tres Mares, en dicha faja no se ve un sendero continuo que vaya de lado a lado, solo se ven fragmentos discontinuos que deben haber sido hechos por la cabras.
Cara sur del pico Tres Mares por donde discurre la vía ferrata.
  Yo decidi entrar por el lado mas alejado que es el del Collado de los Asnos ., deje el coche en una cafeteria( Cota 1850 m.) que hay antes del Mirador del Chivo y subí por la pistas de esqui hasta el collado 2050 m., me dirigí hacia el este metiéndome por un pasillo formado por dos lineas de alambradas.
En rojo marcado el acceso.
  Al dirigirme hacia unos montañeros para pedirles información sobre la ferrata un bull terrier que llevaban se me encaró bastante agresivo acercandose cada vez mas hasta que su amo se digno a atarlo, esta vez me soltaron sorprendidos una frase que no conocia:” Tranquilo que es la primera vez que lo hace”... claro el animalico es un santo y yo una mala persona y el bicho al detectarlo se fué a por mi para hacer de este un mundo mejor; la frase mas tipica cuando te encuentras  con am@ y su perro tan mal educado como ese es “ tranquilo que no hace nada”, pero evidentemente no se deberia llevar perros agresivos sueltos y sin bozal perros de razas tan agresivas como esa por un Parque Natural, eso si representa una molestia para la fauna salvaje y el ganado y no unos hierros anclados en una pared.
 En el punto mas bajo del collado hay una estructura metálica en la valla que permite el paso al otro lado, es estrecho y la alambrada esta atada al marco por lo que es facil pincharse. Al otro lado una canal de hierba baja hacia la vertiente de Palencia donde hay un llano 100 metros mas abajo.
Faja que recorre la vertiente sur del pico Tres Mares.
  Descendí unos metros hasta la altura de la faja que recorre la cara sur de esta montaña, no habia rastro de paso humano salvo otra alambrada que impedía el acceso a la misma, al no haber senda seguí descendiendo por la canal para no complicarme la vida.
Cortados de la vertiente sur.
  Hay una zona llana al pie de la montaña por la que me dirigí hacia la cara sur del Tres Mares( Cota 1920 m), tras andar un rato hacia el oeste acerté con la canal que sube directa la cara sur. Es bastante empinada pero no se sube mal y de nuevo hay que salvar una alambrada, de nuevo a la altura de la faja vi una senda que iba hacia el este pero no era mas que un camino de cabras sin continuidad.
Zona llana a 1920 m. de altitud y en rojo el acceso hasta aqui.
Canal y cara sur por donde va la vía.
  Un poco mas arriba se veia el inicio de la ferrata aunque los últimos metros antes de alcanzar su inicio eran un poco delicados. En el inicio hay un cable de seguridad y una cuerda para ayudarse a subir por un tramo de hierba bastante inclinado, allí vi un clavo viejo que indicaba que por aquí iba alguna vía de escalada antigua.
Ya cerca del inicio de la vía ferrata.

Mirada hacia abajo desde el inicio, la faja que viene desde el oeste parece delicada.

Inicio del tramo equipado.

Tramo vertical de la vía ferrata.
Por fin alcance la roca y aparecieron las grapas, la roca es poco habitual: conglomerados de cuarcita del triásico. Empieza vertical y en un corto flanqueo hay unas clavijas con una protección en su extremo.

Corto flanqueo antes del tramo desequipado.
 La cosa iba bastante bien hasta alcanzar un diedro donde algún descerebrado ha cortado las grapas ( Evidentemente no es ese el adjetivo que se me paso por la cabeza en ese momento), el lado izquierdo del diedro de 4 metros extraploma dificultando bastante su superación, lo tenia claro el fulano ese si se pensaba que un aragonés no iba a superar el paso.
Diedro desequipado.

Una vez superado el paso.
  Una vez encima con algún apuro, la vía seguía en buen estado de momento, un pequeño techo obligaba a otro esfuerzo y sin problemas conseguí terminar el muro final hasta aparecer a pocos metros del mirador de la cima del pico Tres Mares 2171m..
Vista desde el mirador de la cima, en rojo el acceso a la base de la montaña

Mar de nubes la vertiente cantábrica.
  El descenso lo hice por las pistas de esquí sin mayor problema que evitar los cortados que hay en este lado de la montaña por un corto paso bastante evidente.
Muro final de la vía con autorretrato de dedo, o selfie de dedo como diria un modernillo.

- Desnivel equipado aprox: 95 m.     - Desnivel total 200 metros ( Acumulado 400 m).
 - Dificultad: AD originalmente ( Ahora D+ por el paso desequipado, mejor no ir solo para ayudarse con un paso de hombros ).     - Acceso: Aprox 1´15 h.      - Ascenso: 20 min.    - Retorno: 30 min.
Anclaje poco fiable, las grapas son muy buenas pero algún seguro no lo parece tanto.